miércoles, 24 de mayo de 2017

Pantano de Gabriel y Galán

Si, es un pantano y es también un pueblo. El agua del pantano, en el río Alagón, es la protagonista. Tanto es así que los paisajes, con el azul de cielo y agua y el verde de la vegetación recuerdan a algunas fotos de paisajes de los países nórdicos. Aunque sin esta luz y este sol. Todo ello, aquí cerca, al norte de Cáceres.

Aquí os dejo algunas vistas desde el torreón de Granadilla, espectacular mirador sobre el pantano:






Hace ya más de un mes pasamos un bonito fin de semana con Pepe y Maxi, que nos descubrieron este agradable lugar. Casi encima de la presa, sentados en una terraza, disfrutamos de amplias vistas:





La procesionaria ya anticipa la llegada del buen tiempo por estos lares.


 Por la tarde visita al pueblo de Granadilla:









Al día siguiente, un paseo en busca del río Alagón:










Gracias, Maxi y Pepe, por vuestra hospitalidad.

lunes, 1 de mayo de 2017

Londres-1

Estuvimos en Londres 4 días en Semana Santa. Estaba invadido de turistas, sobre todo españoles. O por lo menos eso me pareció, ya que oímos hablar más castellano que inglés. O quizás es que como mi cuñao y yo "somos prácticamente bilingües" quizás no nos dábamos cuenta si hablábamos en inglés o castellano ...


Nos alojamos en un apartamento muy cerca de Tower Bridge (véase foto superior) por lo que en esta visita conocimos más la parte de la "City", que la otra vez que fuimos no visitamos con tanto detalle.

Me sorprendió gratamente. Quizás fuese el sol y los bonitos días, el caso es que el contraste entre los modernos edificios y los antiguos me gustó. Y el barrio cercano a la estación de Aldgate, donde estábamos, me pareció muy agradable: su ambiente, contrastes y también tranquilidad. Ingleses clásicos, pocos: mucho asiático, gente de todos los colores y nosotros, los turistas.

Mirad el contraste de la entrada del metro con los modernos edificios del fondo:


A continuación os dejo una vista general del Londres que me llamó la atención esta vez. Para la próxima entrada, más fotos con bicho.

St. James´s Park, con vista al fondo del palacio donde se hace el cambio de guardia (Horse Guards Barracks):


Vista desde el puente Westminster Bridge (donde tuvo lugar el desgraciado atentado días antes):


La misma vista unas horas más tarde:


Y ahora mirando por el otro lado del puente:


Céntrica calle londinense (¿Quizás Whitehall?):


Estación de St. Pancras:


Detalle de cartel de una tienda en Camden Town:


Reflejos de The City:


Paseo por una orilla del Támesis desde Tower Bridge hasta Big Ben, cinco vistas sucesivas de dicho paseo y fotos cada vez más nocturnas. La última debería ser la de la noche que puse más arriba.


Abajo, The Shard (La esquirla, para los que no seáis bilingües, 😂😂)




Clásico y moderno:


París? No, London!


Y, cómo no, Hyde Park:


Si os ha gustado, pronto más. (Espero)

domingo, 6 de noviembre de 2016

Alrededores de Ponferrada

Espectáculo del otoño en esta zona leonesa. Tiempo de castañas y de magostos.

Fotos de Las Médulas:







Los Ancares:






Y por último, Peñalba de Santiago y Valle del Silencio:



viernes, 26 de agosto de 2016

De viaje por Europa. Verona, Toulouse y Carcassonne.

Última parte del viaje. Ya se nota el cansancio. Los años no pasan en balde. ¿ O serán los kilos?

Los viajes de Praga a Verona y el posterior, de Verona a Grenoble, fueron espectaculares. En primer lugar, no nos libramos de una multa en Chequia: a veinte kilómetros de la frontera con Alemania paramos en una gasolinera a repostar y gastar las últimas coronas y ahí nos pilló la poli. No llevábamos la pegatina de haber pagado las autopistas checas. No sabíamos que había que pagar. La ignorancia no nos libró: 20 euros de multa y la pegatina, que nos costó otros 15.

Como decía, el paisaje del trayecto fue grandioso, sobre todo la parte de los Alpes italianos y posteriormente, en un segundo trayecto, los Alpes franceses con los míticos puertos del Tour de Francia.

Tres días en Verona, la ciudad de Romeo y Julieta. Bonita, agradable y tranquila. Bastante turismo.
Las vistas desde el piso que alquilamos, preciosas. Un ejemplo:


Agradable caminata por el paseo fluvial y el puente de piedra. ¡Y qué decir de los helados! Lo mejor.












Aquí la Giulietta acosada por tanto turista.


Grenoble nos decepcionó; sucia, descuidada y casi deshabitada. No así Annecy, bonita ciudad con un gran lago alpino en el que nos dimos un refrescante baño.

Y como última etapa, Toulouse. Aquí tuvimos mucho calor al principio, pero la piscina del hotel nos ayudó a soportarlo. Últimos días de compras y descanso y breve visita a Carcassonne; verdaderamente espectacular, sobre todo las vistas desde lejos.

Unas fotos de Toulouse, empezando por este busto de Fermat acompañado de lo que parece ser una importante inspiración para sus descubrimientos matemáticos:











Y las últimas, Carcassonne:








Hasta pronto.