lunes, 2 de octubre de 2017

Crónicas canadienses II


Pasamos a la parte anglófona de Canadá. Primero, Ottawa, la capital.  Aquí, en este lado del rio, ya se habla de la reina (de Inglaterra). Los edificios más antiguos tienen un aire más british.



Por lo que vemos, a los lugareños les encanta la jardineria. Vemos a los jardineros con herramientas que parecen de cirujano, y los resultados saltan a la vista. Mirad que esculturas hechas con vegetales:









Al día siguiente, visita al parque Omega: como Cabárceno pero en grande. Dejo foto de algún bichito.






Toronto tiene otro aire. Ya no hay tantos edificios estilo europeo y abundan las torres de cristal. Muy moderno.



En Quebec hubo un referéndum por la independencia de la parte francesa. Salió,  por poco, que no, pero según el guía desde entonces y hasta hoy las empresas importantes huyeron de Ottawa y Montreal, muchas hacia Toronto, lo que explica su gran crecimiento en los últimos diez años.

Tras las rascacielos se ve la torre CN de más de quinientos metros de altura.



Desde Toronto fuimos al parque natural de las mil islas, en el rio  San Lorenzo, mitad de Canadá, mitad de USA. Bonito y con casas espectaculares en casi todas las islas.




Y para terminar con Canadá, visita a las cataratas del Niágara. ¡Qué gozada, con el calor que hacía, el viaje en barco fue muy refrecante! Qué bien nos vendría  por España un poquito del agua que por aquí tienen a mansalva.




C'est finie Canadá. Next New York  city.

sábado, 23 de septiembre de 2017

Crónicas canadienses I

Comenzamos el viaje en la zona francófona de Canadá, en la provincia de Quebec. La primera ciudad que visitamos es Montreal, que según el guía pertenece a Quebec y no está tan seguro de que también pertenezca a Canadá pues, para él, Canadá y Quebec son países distintos. Como veis, un problema que nos suena conocido. Adjunto un par de fotos con las fabulosas vistas desde la habitación del hotel. Hacia las ocho de la mañana.





A otra cosa. Yo cada vez entiendo menos a estos países que se dicen tan ecológicos. Incluyo a España ... y Cataluña :-) Creo que cuanto más avanzados estamos, más ciegos nos volvemos para con nuestros defectos. Nos explica el guía los bondades del fabuloso Palacio de Congresos de Montreal y entre sus virtudes pondera que es un edificio cien por cien ecológico. Hasta tiene colmenas en su terraza, donde las abejitas fabrican deliciosa miel que puedes comprar en la tienda del Palacio. Para mi sorpresa observo, al entrar en el edificio, que tiene conectado un potente y "ecologico" aire acondicionado que mantiene la temperatura a no más de 20 grados. ¿Seguro que no es posible diseñar un edificio ecológico, que sea medianamente fresquito durante el "tórrido" verano canadiense? Por no hablar de las luces que dejan toda la noche encendidas en rascacielos e imagino que en el propio Palacio ¡Así nos va!

Adjunto prueba de edificio luminoso. Un poco inclinado que si no, no entra en la foto.



Aquí otras fotos de Montreal, la primera muestra cómo  les encanta a los canadienses poner las escaleras por fuera de las casas, especialmente en las pequeñas. Las siguientes, los contrastes de lo moderno y lo menos moderno de la ciudad.







Detalle del interior de la basilica de Notre Dame.



Me encantan  estos camiones americanos. Como los de las pelis y por el centro de la ciudad, aunque éste es más chico.

Y unas imágenes del comienzo del otoño al norte de la provincia de Quebec. Íbamos a ver ballenos  y vimos estos colores. ¡Cómo será  dentro de dos semanas! De las ballenas no pongo nada pues las vimos a lo lejos.








Y para terminar por hoy un par de fotos de Quebec.





Hasta la próxima, ya desde la zona anglófona. 
PD: ¡Cómo  cuesta hacer esto desde una tablet!



martes, 19 de septiembre de 2017

Lituania: Vilna, Kaunas y lago Trakkai


Me dio la sensación de que Lituania está un poco más retrasada económicamente que Letonia. En Vilna los contrastes eran acusados y al lado de lujosos rascacielos de cristal se encontraban descuidadas casas de madera tradicionales. Las dos primeras fotos están tomadas cerca del apartamento donde nos alojábamos.



Abundaban los edificios y las iglesias de estilo barroco, muchas de ellas con boda incluida.














En esta hermosa plaza de la catedral Helio and Me hicimos un poco el ridículo: viendo que repartían comida típica en una camioneta, y pareciendo que era gratuita decidimos aprovechar la ocasión y probar un poco de rancho. Nos pusimos a la cola, pero cada vez que estábamos a punto de llegar al punto de reparto, una mujer con pinta de sargento nos cortaba el paso y creaba una nueva fila paralela a la anterior pero sin nosotros. Tras un par de intentos con idéntico resultado, desistimos. Tras un rato de observación, deducimos que los comensales eran miembros de una excursión de turistas lituanos a los que estaban repartiendo el almuerzo. La mujer no hablaba mas que lituano y cortarnos el paso era la única forma de hacernos entender que aquello no era para nosotros. En fin, Helio y yo, a veces, somos un poquito cortos :-)




Ahora unas fotos del lago Trakkai donde dimos un bonito paseo en barco y otro a pié.
 













A los lituanos les encanta llenar las colinas de cruces, estatuas o ángeles como era el caso de una de las colinas próximas al lago. Estaba llena de ángeles, al parecer para hacer notar que el lago, visto desde el cielo tiene forma de ángel. Adjunto muestra:


Ahora unas fotos de la ciudad de Kaunas ciudad bastante interesante en muchos aspectos además del baloncesto.
















Los responsables del ridículo en Vilna, contentos y bien alimentados a pesar de todo.